La piedra es el inicio, el pretexto de una búsqueda que persigue cuestionar la mirada aprendida sobre el paisaje, replanteando el ocio y el turismo de naturaleza desde un fondo autobiográfico.
Tomando diferentes tipologías de la piedra en la zona del Ampurdán, el vídeo plantea una serie de microrelatos que trazan puentes entorno a temas como la construcción (la gravera) la experiencia mental y estética respecto al paisaje (el Suiseki, arte japonés de contemplar la piedra) y la decadencia que se desprende en la visión de las ruinas (Ampúrias).
En una unión de atemporalidades, anacronismos y microuniversos, la entrevista aparece como género discontinuo en una narración de matices contemplativos, donde la mirada busca reposo en la línea del horizonte de un paisaje que evoca estampas japonesas.
Entre las diversas voces de la narración, se presenta a una coleccionista de Suisekis, planteando cuestiones sobre la sublimación del objeto, buscando el momento preciso donde lo ordinario parece devenir extraordinario, y lo banal queda transfigurado.
Como telón de fondo, la narrativa desprende halo de homenaje. En el recuerdo de la figura del pintor Jose Berruezo se hace presente un rescate emocional a lo largo del relato, una figura borrosa en el recuerdo familiar es evocada a través del Suiseki y de los paisajes que buscaban sus acuarelas.
El paseo y la deriva, la preocupación por el recuerdo de una zona desde la autobiografía, la cadencia de un ritmo pausado convive junto a ese “estar de paso” propio de la visita “turística”, donde la incidencia de la mirada sobre el paisaje es unas veces fugaz, otras de forma introspectiva.

English version here
_
Publicación a color din-a5, 21 páginas.

Fotografía: Isolda Delgado